Diferencia entre préstamo personal y préstamo UVA

En el vasto universo de las finanzas personales, la elección de un préstamo adecuado puede marcar una diferencia significativa en nuestra economía. Por eso es útil entender las diferencias fundamentales entre dos tipos de préstamos muy populares: el préstamo personal y el préstamo UVA.

Pedir un préstamo es poder

Pedí esa platita para hacer lo que se te cante. Lo devolvés en cuotas fijas.

Simular préstamo

¿Qué es un préstamo personal?

Comencemos por lo básico. Un préstamo personal es un producto financiero que te permite obtener una cantidad de dinero determinada por parte de una entidad financiera. La gran ventaja de este tipo de préstamo es su flexibilidad en cuanto al uso del dinero, ya que no tenés que especificar el fin específico del mismo. Podés utilizarlo para reformas en el hogar, financiar un viaje, cubrir gastos de educación, entre otros.

La tasa de interés, el plazo de devolución y las condiciones varían según la entidad financiera, pero generalmente se caracterizan por tener tasas fijas y plazos que van desde los 12 hasta los 60 meses. La rapidez en la aprobación y la mínima documentación requerida son algunas de las razones por las cuales muchas personas optan por este tipo de préstamo.

¿Qué es un préstamo UVA?

Por otro lado, tenemos los préstamos UVA (Unidad de Valor Adquisitivo), una modalidad relativamente nueva en Argentina, diseñada para proteger tanto a prestamistas como a prestatarios de la inflación. La principal característica de estos préstamos es que el monto otorgado y las cuotas a pagar se ajustan según la evolución de la inflación, medida a través del CER (Coeficiente de Estabilización de Referencia), basado en el índice de precios al consumidor.

Los préstamos UVA son especialmente utilizados para la compra de viviendas, aunque también pueden aplicarse a otros fines. La idea es que el valor de las cuotas se mantenga constante en términos reales, es decir, ajustando por inflación.

Diferencias clave entre préstamo personal y préstamo UVA

Tasa de interés y ajuste por inflación

La principal diferencia entre ambos tipos de préstamo reside en cómo se maneja la tasa de interés y el ajuste por inflación. Mientras que los préstamos personales suelen tener una tasa de interés fija o variable sin ajuste por inflación, los préstamos UVA ajustan el capital adeudado y las cuotas según la evolución de la inflación, ofreciendo una cuota inicial más baja pero variable en el tiempo.

Finalidad

Otra diferencia importante es la finalidad del préstamo. Los préstamos personales ofrecen una flexibilidad casi total en el uso del dinero, sin necesidad de justificar el destino del mismo. Los préstamos UVA, en cambio, suelen estar más orientados a la adquisición de bienes a largo plazo, como viviendas, donde el ajuste por inflación tiene un sentido más práctico.

Plazos de devolución

Los plazos de devolución también suelen variar. Los préstamos personales ofrecen plazos que generalmente no superan los 5 años, mientras que los préstamos UVA pueden extenderse hasta 20 o 30 años, especialmente en el caso de créditos hipotecarios.

Riesgos asociados

Es fundamental considerar los riesgos asociados a cada tipo de préstamo. En el caso de los préstamos personales, el riesgo principal es asumir una tasa de interés alta que puede dificultar la capacidad de pago. Para los préstamos UVA, el riesgo está en la variabilidad de la inflación: si esta aumenta significativamente, también lo harán las cuotas a pagar, pudiendo superar la capacidad de pago del prestatario.

¿Cuál es la mejor opción para vos?

La elección entre un préstamo personal y un préstamo UVA dependerá de tus necesidades específicas, tu tolerancia al riesgo y tu situación financiera. Si buscás flexibilidad y tenés un objetivo de corto a mediano plazo, un préstamo personal puede ser la mejor opción. Por otro lado, si tu objetivo es a largo plazo, como la compra de una vivienda, y estás dispuesto/a a asumir el riesgo del ajuste por inflación, un préstamo UVA podría ser más conveniente.

El contenido de esta página tiene únicamente fines informativos y no debe ser considerada como asesoría sobre los productos de Naranja X. Ninguno de los datos que en él se publican debe considerarse como una promoción, una oferta o una recomendación para adquirir productos, para efectuar transacciones o para concluir algún tipo de acto legal.